Tu portal de Industria 4.0

DRONES PARA OLER LAS AGUAS RESIDUALES

INVESTIGADORES ESPAÑOLES HAN DESARROLLADO SENSORES QUÍMICOS PARA ACOPLARLOS A LOS DRONES

Actualmente, los olores en las plantas de tratamiento de aguas residuales se miden con olfatometría dinámica.

Es un método en el que un panel humano huele y analiza bolsas de aire recogidas en las estaciones depuradoras.

Se trata de un proceso caro y lento, además de poco frecuente.

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han diseñado una nariz electrónica (e-nose) portátil, para ser acoplada a un dron.

Esta nariz electrónica se compone de una matriz de sensores químicos junto a un sistema de análisis de señal y datos, basado en aprendizaje automático.

Permite predecir la intensidad del olor como lo haría el panel humano.

La nariz electrónica (e-nose) se entrena para oler sustancias químicas propias de aguas residuales como el sulfuro de hidrógeno, el amoníaco y el dióxido de azufre.

Además, también cuenta con un sensor de dióxido de carbono, indicador de la actividad bacteriana.

El objetivo es predecirlos y evitar su impacto en el entorno de las estaciones depuradoras.

En un futuro, esta tecnología sería aplicable en otras instalaciones, como vertederos, plantas de compostaje y grandes granjas de ganado.

Sigue este enlace para leer la noticia completa.

El documento con la publicación en iScience, lo puedes consultar aquí.

FORO INDUSTRIA 4.0 sigue informándote.

Comparte esta noticia en: