Tu portal de Industria 4.0

El parque de vehículos a gas natural en España alcanza las 30.000 unidades

La amplia gama de modelos disponible, el coste del combustible, las autonomías de los vehículos y los tiempos de repostaje similares a los de los combustibles convencionales, «son factores que impulsan que el gas natural se consolide como la tecnología limpia más elegida para el transporte profesional de mercancías y pasajeros».

A pesar de los efectos provocados por la pandemia de coronavirus, en el año 2020 el parque de camiones de GNL en España creció un 27% y el de autobuses de GNC un 17%. Uno de cada cuatro autobuses matriculados en el pasado año emplea gas natural como combustible, señala Gasnam en una nota de prensa.

El desarrollo del gas natural en el transporte de mercancías se espera que se incremente aún más en 2021 gracias a la reciente aprobación, a finales del 2020, de la norma que permite conducir con el permiso de la clase B, con una antigüedad superior a dos años, automóviles de gas natural destinados al trasporte de mercancías con una masa máxima autoriza entre 3.500 y 4.250 kilogramos.

La red de repostaje de gas, apuntan desde Gasnam, también ha protagonizado “un importante crecimiento, incrementando su capilaridad por toda la geografía española. La apertura de 39 puntos de suministro de acceso público en el año que acaba de concluir hace que nuestro país sume un total de 163 puntos de repostaje”.

El biometano e hidrógeno en el transporte terrestre

Por otra parte, durante el pasado año se siguió impulsando la presencia de gases renovables (biometano e hidrógeno) en el transporte. En este sentido, la entrada en circulación del primer autobús que emplea como combustible biometano (procedente de una granja de cerdos) en la ciudad de Zaragoza es calificado por el colectivo empresarial de “hito”.

Gasnam recuerda que el biometano es gas natural de origen renovable producido a partir de materia orgánica que puede sustituir total o parcialmente al gas natural, “acelerando el camino hacia la descarbonización, sin necesidad de realizar cambios en los motores o en la red de suministro”.

El uso de este combustible renovable es una práctica extendida en Europa, donde un 25% de las gasineras ya lo suministran. Sin embargo, el desarrollo de esta tecnología en nuestro país se ha visto frenado por la falta de un sistema de garantías de origen.

Urge un sistema de garantías en origen

La secretaria general de Gasnam, Eugenia Sillero afirma que “urge la puesta en marcha en el año 2021 de un sistema de garantías de origen en España que permita descarbonizar de manera inmediata un parque de 30.000 vehículos que actualmente emplean gas natural, incluyendo el transporte pesado de larga distancia que, a día de hoy, no cuenta con oferta comercial real de otras alternativas ecológicas”.

Por otra parte, el año 2020 marca el comienzo del desarrollo del hidrógeno como combustible para el transporte terrestre, con la matriculación de vehículos de hidrógeno (doce turismos) y la construcción de la primera estación de repostaje en Madrid y la licitación de la primera estación de Barcelona que dará suministro a los autobuses municipales.

Comparte esta noticia en: