Tu portal de Industria 4.0

Los plásticos de Repsol, certificados para automoción

Las plantas de Repsol en TarragonaPuertollano (Ciudad Real) y Polidux (Huesca), en las que la firma produce materiales para el sector del automóvil, han recibido la certificación IATF 16949:2016. Según la compañía, se trata de la certificación más exigente a nivel internacional para sistemas de gestión de la calidad en el sector de la automoción.

En este sentido la norma internacional IATF tiene en cuenta los estándares internacionales de los fabricantes de vehículos y sus respectivas asociaciones. De esta manera, su principal objetivo es unificar las mejores prácticas en el diseño, desarrollo, fabricación y mantenimiento de productos destinados a la industria automotriz. Por ello, se trata de un requisito primordial exigido por los fabricantes de automóviles a sus proveedores a la hora de trabajar con ellos. Concretamente, Repsol ha conseguido la mencionada certificación para el polipropileno y sus compuestos; además de para el polietileno de alta densidad y los polioles.

Compromiso de Repsol con la industria de la automoción

La consecución de la certificación IATF 16949:2016 por parte de Repsol supone para la empresa española un paso más en su apuesta por la excelencia y el liderazgo en este sector a nivel europeo. No en vano, Repsol lleva más de tres décadas suministrando al sector del automóvil poliolefinas y polioles.

La cartera de productos de Repsol incluye numerosos materiales certificados, entre los que se incluyen sus compuestos de polipropileno de altas prestaciones para interior y exterior con distintos tipos de carga. También, su nueva gama de polipropileno de muy alta resistencia, Repsol Impacto. Para esta familia de productos la empresa instaló a mediados de 2020 un nuevo reactor de fase gas en su complejo industrial de Tarragona.

Más productos destacados de Repsol son sus materiales para tecnologías de formación de espuma y compuestos de fibra de vidrio con muy alta rigidez. Estas soluciones se emplean en la fabricación de piezas semiestructurales que sustituyen elementos fabricados con materiales tradicionales más pesados como el metal.

Comparte esta noticia en: