Tu portal de Industria 4.0

Abierta la convocatoria DIGITbrain con ayudas de hasta 100.000 euros para desarrollar experimentos industriales de gemelo digital

Las ayudas, de hasta cien mil euros, están dirigidas a pymes, empresas de mediana capitalización y proveedores de tecnología del sector fabricación.

El proyecto europeo DIGITbrain acaba de lanzar su primera convocatoria, abierta desde el 31 de marzo al 30 de junio de 2021, para apoyar la implementación de siete nuevos casos de uso industrial innovadores en el sector de la fabricación, con ayudas de hasta 100.000 euros. PNO Innovation, Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), el Instituto Tecnológico de Aragón (ITAINNOVA), ENIDE Solutions e Inyecciones Montañana son las entidades españolas que participan en este proyecto, de un total de 36 socios europeos.

Financiado por el programa europeo de investigación e innovación Horizonte 2020, el proyecto DIGITbrain tiene como objetivo permitir que las pymes y empresas de mediana capitalización europeas del sector fabricación se beneficien de un nuevo concepto de modelo de negocio basado en IA, llamado fabricación como servicio o MaaS (por sus siglas en inglés).

Requisitos de la convocatoria

La convocatoria DIGITbrain está dirigida a usuarios finales (pymes y empresas de mediana capitalización), proveedores de tecnología, centros de investigación, proveedores de computación de altas prestaciones (HPC) y hubs de innovación digital (DIH), ubicados en la UE, países asociados a H2020 o Reino Unido.

El objetivo de los experimentos es implementar casos de usos concretos basados en la tecnología de gemelos digitales, que consiste en una réplica virtual de los productos, servicios y procesos para optimizar su gestión. Los proyectos pueden cubrir todos los segmentos del sector de fabricación, como fabricación discreta, producción continua o construcción.

En esta primera convocatoria se financiarán 7 nuevos experimentos con ayudas de hasta 100.000 euros por proyecto y 60.000 por socio. Los experimentos se integrarán en un Marketplace digital, que proporcionará la interfaz gráfica necesaria para configurar y monitorizar el “cerebro digital” para cada caso de uso industrial, además de gestionar los derechos de acceso al resto de funcionalidades.

Comparte esta noticia en: