Tu portal de Industria 4.0

La necesidad de encontrar fuentes de energía alternativa pone el foco en los desiertos.

La necesidad de encontrar fuentes energéticas alternativas pone el foco en los desiertos. Se presentan como una solución muy rentable para aumentar las posibilidades de las renovables y solucionar la crisis energéticas.

Los expertos dicen que en solos 6 horas todos los desiertos del mundo reciben más energía que la que consumen los humanos en un año.  Juan Manuel, experto en energía comenta que los desiertos del Sáhara y Atacama reciben una radiación media al año entre unos 2000-3000 Kw/Hora. Algo muy “jugoso” como para no explotarlo. 

Según Lupiáñez hay dos formas de obtener energía térmica. Células fotovoltaicas, paneles solares y energía termosolar de concentración o CSP. A través de espejos, concentran la luz del sol moviendo turbinas y generando energía eléctrica. “De hecho, el desierto de Almería que tiene 4500 horas de sol año, es una barbaridad de energía que se puede explotar”. Además se pueden poner al lado de esas tecnologías plantas de electrólisis. Así también se podrá fabricar hidrógeno y transformarlo en gas licuado. 

solaren desierto

Según Manuel Romero “Los desiertos constituyen un gran reservorio solar. Si lo que se pretende es implantar de forma masiva la producción de electricidad o calor solar”. También según Romero “Existen una serie de dificultades para explorar estas tecnologías. Como el ensuciamiento por polvo de los espejos y las tormentas de arena. La seguridad es un factor clave a la hora de encontrar ubicaciones a estas plantas. Se está trabajando en proyectos que puedan trasladar por cable la electricidad producida en Marruecos, Argelia y Libia al continente europeo.” 

“El desierto del Sáhara tiene una ventaja en cuanto a horas de luz solar. Las infraestructuras de transporte y la poca disponibilidad de agua son un gran inconveniente. Ello limita mucho las posibilidades de estas como fuentes para la obtención de hidrógeno. Sumado a la poca seguridad para el suministro y unos sistemas eléctricos totalmente obsoletos. Hacen que sea complicado implantar este tipo de plantas a medio y corto plazo. Por eso decimos que España, que tiene mayor insolación que el resto de Europa, tiene un mejor sistema eléctrico que cada día se va a descarbonizar más. Una demanda propia de hidrógeno y una buena cercanía que permite una fácil interconexión mediante gasoductos con los mercados centroeuropeos” 

Además las empresas españolas ya tienen mucha experiencia a la hora de desarrollar estas tecnologías en el extranjero. Como la planta de Acciona Energía en el desierto de Atacama en Chile, que suministra energía a 240.000 hogares .

Puedes acceder a la noticia completa en la página web del diario ABC.

También te contamos esta noticia relacionada con energías renovables en el siguiente enlace.

Comparte esta noticia en: