Tu portal de Industria 4.0

La caída de los televisores 3D y las tendencias en la tecnología

Hace unos años los televisores 3D se hicieron populares entre las pantallas de casa y las salas de cine. LG, Samsung, Panasonic, Philips y demás compañías apostaron por ampliar su catálogo y lanzar al mercado televisivo sus modelos más innovadores. Sin embargo, con el paso del tiempo el 3D fue perdiendo cada vez más su popularidad entre la sociedad hasta caer en desuso. 

En 2010, Panasonic presenta su primer televisor tridimensional: el Panasonic Viera 3D. Consistía en una pequeña ventana hacia el futuro de la televisión, o lo que en aquel momento se entendía como futuro. Fue el estreno de Avatar uno de los motivos que impulsó el desarrollo de esta tecnología y el deseo de poder disfrutar en casa de las novedades tridimensionales. En este momento, prácticamente todas las películas que se podían ver en la gran pantalla tenían su versión 3D, así como un amplio catálogo en Bluray para disfrutar a domicilio. 

Años más tarde, el 3D dejó de tener popularidad y se fue convirtiendo en una tecnología pesada más que beneficiosa para los usuarios. Fue el 4K o la tecnología OLED lo que destacó frente a la tridimensionalidad y consiguió apagar todo lo que estos televisores, los cuales se habían pronunciado como innovadores, habían adquirido en unos años. En 2017 ya no quedaba ninguna compañía que incluyese en su catálogo la tecnología 3D. 

La moda del 4K o incluso del 8K nos mantienen en el mundo 2D pero mucho mejor que antes, ¿volveremos al 3D en algún momento? ¿Cuál será la siguiente moda tecnológica?

Comparte esta noticia en: